Daniel Vega, uno de los tres fundadores de The Bamboo Body, ya había visto vídeos de Ido Portal hacía unos 3 años, pero en aquel primer momento no les prestó demasiada atención. Por entonces alternaba su entrenamiento en el gimnasio con el street workout. Sin embargo, esta modalidad urbana de ejercicio físico empezó a cambiar su perspectiva sobre el deporte. Sus prioridades y su forma de ver el entrenamiento fueron evolucionando paralelamente a su progreso personal. Y no fue hasta que su compañera Anna le propuso que escuchara un podcast de London Real, en el que entrevistaban a Portal, cuando empezó a enfocarse más hacia la Cultura del Movimiento.

 Daniel es uno de los fundadores de The Bamboo Body Barcelona, junto a Anna y Charlie.

Daniel es uno de los fundadores de The Bamboo Body Barcelona, junto a Anna y Charlie.

¿En qué sentido la Cultura del Movimiento cambió tu visión del ejercicio físico?

En la forma de entender el “entrenamiento”, totalmente diferente a la que tenía anteriormente. Muchas veces comento que, para mí, ponerse en forma ya no está motivado por tener solo un buen aspecto físico, sino por algo mucho más amplio. Un bienestar que me ayuda en mi día a día y en cualquier plano de mi vida.

¿Cómo logras mejorar en el dominio del Movimiento?

Influyen muchas cosas... Cuestionar tu práctica continuamente, desechar lo que no es práctico y conservar lo que sí lo es, experimentar, mantener la capacidad de escuchar, y estar dispuesto a sacrificar ciertas cosas en pro de otras, son algunas cosas que tienes que tener en cuenta para progresar. Al final, la Cultural del Movimiento es una filosofía de vida.

Y cada vez se va extendiendo más.

Sí, pero creo que al final poca gente entiende realmente el mensaje. Que mucha gente en otros sitios haya entrado en contacto con la práctica, no significa que la hayan entendido, si eso lo extrapolamos a un sitio donde poca gente lo conozca, las posibilidades aún son menores si cabe.

Lo que sí es cierto es que aquí la mayoría de la gente, cuando ven lo que hago, piensan que solo “caliento”. Cuando he estado en otros sitios fuera de España, algunas personas atisban a decir que es “movement” pero poco más… Así que el problema es el mismo, la gente no entiende el concepto.

 Daniel cree que la Cultura del Movimiento es para cualquiera que se proponga hacerlo.

Daniel cree que la Cultura del Movimiento es para cualquiera que se proponga hacerlo.

Quienes no la conocen, ¿qué te dicen cuando te ven practicar?

Hay comentarios muy dispares… Desde que les gusta el calentamiento de yoga que hago, pasando por si soy gimnasta o bailarín. Aunque también hay quienes directamente no entienden lo que hago. Se sorprenden cuando hago ejercicios de fuerza y no conciben que si puedo hacer esos ejercicios tan impresionantes, “pierda el tiempo haciendo cosas raras” como dicen.

¿Cómo se está introduciéndose tan rápido en nuestro país?

Supongo que el boom de las MMA y de Conor Mcgregor ya que Ido Portal es pieza fundamental en sus preparaciones. También el Crossfit y sus clases adicionales de “mobility” y “flow”.

Estos deportistas podrían ser un perfil interesado en la Cultura del Movimiento…

Realmente no hay un perfil concreto, pero suele ser gente que, por lo general, busca algo más que lo estético. También encontramos profesionales del deporte o gente muy metida en una disciplina concreta que busca mejorar su rendimiento bajo otra perspectiva. Y finalmente hay un conjunto de personas cansadas de ver cómo otras prácticas les restan salud en lugar de dársela.

¿Por qué apostasteis por traer la Cultura del Movimiento a Barcelona?

Porque realmente creemos que si funcionaba en alguna parte sería aquí ya que Barcelona siempre ha estado a la vanguardia de muchas cosas, incluida esta. Y creo que estoy en lo cierto, pues estamos trabajando muy duro con gente que además de saber lo que hace, lo ama. De aquí solo puede salir algo increíble.